Objetivos SMART: marca la diferencia

‘Lo que conseguimos con demasiada facilidad nunca es objeto de gran estimación. Sólo lo que nos cuesta obtener otorga valor a las cosas. El cielo sabe poner un precio adecuado a sus bienes’ decía Thomas Paine en una de sus declaraciones, y es que aunque todas las metas que conseguimos tienen un valor para nosotros, parece ser que aquello que se nos resiste o es más difícil de obtener provoca en nosotros una gran satisfacción cuando lo alcanzamos.

Las personas somos expertas en marcarnos metas, lo hacemos frecuentemente. Sin embargo, muchas de éstas se abandonan a mitad de camino causando un acumulo considerable de frustraciones personales. Pero ¿por qué nos ocurre esto? El ser humano no puede renunciar a ‘fijarse objetivos’ porque está en su naturaleza y aunque se fracase varias veces, lo normal es volver a trazar nuevos fines que den el impulso suficiente para continuar mejorando. Sin duda, el problema de esos nuevos fines que no se alcanzan está en la formulación que hacemos. En otras palabras, la definición clara de lo que queremos conseguir es esencial para conseguir el éxito.

Como recordareis de la ‘Fórmula Original Leaders‘, el FOCO es uno de los rasgos característicos de la gente con más éxito y por supuesto, de los líderes eficaces. Para trabajar el FOCO adecuadamente se necesita comprender la importancia de los objetivos SMARTESPECÍFICO, MEDIBLE, ALCANZABLE, REALISTA Y TEMPORIZADO -. Éstos nos guían de forma inteligente indicándonos si avanzamos correctamente hacia la consecución de nuestras metas. Los primeros registros sobre la metodología SMART datan de 1981, atribuyéndole la autoría a George T. Doran. En la actualidad, es un recurso muy conocido en el mundo empresarial por sus buenos resultados, por esta razón, considero que su práctica sería beneficiosa desde edades tempranas – aproximadamente, a partir de los 9 años.

En esta entrada vamos a trabajar con el siguiente ejemplo para explicar la diferencia entre la formulación normal de un objetivo y la formulación SMART:

OBJETIVO NORMAL DE NUESTRO ALUMNO/A O HIJO/A:
‘Aprobar la asignatura de matemáticas’

OBJETIVO SMART:
ESPECIFICO
La claridad es una característica muy beneficiosa para nuestro foco. Cuanto más detallado y claro sea nuestra meta, más posibilidades tendremos de conseguirla. ¿Es nuestro objetivo realmente específico? ¿Se ha indicado la calificación? ¿Anual o trimestral? ¿Supone pasar todos los exámenes de la asignatura o se refiere a la media final? …
MEDIBLE
Aquí hablamos de parámetros cuantitativos. Este punto está claramente relacionado con la nota en nuestro ejemplo. ¿Aprobar matemáticas es sinónimo de un 5? ¿Y es un 5 en todas las evaluaciones trimestrales? …
ALCANZABLE
La actitud positiva y la mentalidad ganadora tienen mucho peso en este apartado. Las profecías autocumplidas – recordad el famoso ‘Efecto Pigmalión’ – nos afectan significativamente y si pensamos que algo es alcanzable, lo será. ¿Es alcanzable aprobar la asignatura de matemáticas? Siempre, sí.
REALISTA
Alcanzable no es sinónimo de realista. Todo se puede conseguir, pero no podemos olvidar la realidad y es necesario valorar nuestra situación inicial – en nuestro ejemplo: comienzo, mitad o fin de curso – y adaptarnos a las circunstancias. Imaginemos que el niño ha obtenido un 2 y un 4 en las últimas dos evaluaciones de matemáticas y nos encontramos en Abril, ¿es realista su objetivo en Junio? ¿y en Septiembre?
TEMPORIZADO
Quizá, el tiempo sea uno de los aspectos más importantes. No hay objetivos imposibles sino tiempos poco acertados. Temporizar nuestros fines es obligatorio porque nos sirve para planificar y gestionar los recursos de los que disponemos. En nuestro ejemplo, ¿cuándo se quiere aprobar matemáticas: en cada examen, en cada trimestre, en Septiembre,…?

Recordad que todos los objetivos deben ser enunciados en afirmativo y que es sumamente recomendable subdividirlos en varios hitos si la meta es grande o está marcada a largo plazo. Por último, espero haber transmitido la finalidad de esta entrada que no es otra que, fomentar el uso de los objetivos SMART para trabajar el FOCO hacia un liderazgo con éxito.



Leave a Reply

Required fields are marked*