Cómo trabajar el autoconocimiento con niños (DAFO)

¿Cómo eres? ¿en qué eres diferente? o ¿cuáles son tus fortalezas y debilidades? son preguntas muy típicas de las entrevistas de trabajo. De hecho, resultan tan estandarizadas que ya no deberían suponer ningún problema. Sin embargo, en numerosas ocasiones siguen representando un hándicap para jóvenes y adultos.
Puede ser que hace unas décadas no importara tanto saber en qué se era bueno o en qué se debía mejorar, pero ahora se ha convertido en un factor indispensable. Los puestos de trabajo se crean y se transforman a una gran velocidad y la capacidad de adaptación es importante. Conocerse a uno mismo es esencial para sobrevivir con éxito en esta sociedad líquida. La autoconsciencia nos sirve para detectar nuestros talentos innatos, capacidades emergentes, enfocarnos hacia la mejora continua y auto-motivarnos.

En esta entrada, vamos a ver el Análisis DAFO – Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades – que aunque se utiliza mayoritariamente en el entorno empresarial, puede sernos de gran utilidad en el ámbito personal. Los primeros registros sobre el uso de esta herramienta datan de los años sesenta y setenta siendo su principal impulsor Albert S. Humphrey. La meta del DAFO es ofrecernos una visión general sobre una situación. Gracias a esta fotografía, podemos ver de forma sencilla, qué elementos tenemos a favor y cuáles en contra. De esta forma, nuestras estrategias estarán mejor enfocadas y obtendremos un mayor beneficio de nuestras acciones.

Desde hace un par de años, DAFO se utiliza en el terreno del coaching. La versión personal se utiliza con jóvenes o adultos que buscan un empleo, reorientan sus carreras o buscan nuevos talentos que desarrollar. En nuestro caso, el Análisis DAFO nos facilitará la práctica de otros ejercicios relacionados con el entrenamiento de las habilidades de liderazgo.

El DAFO de la imagen es un modelo muy sencillo que se puede trabajar con niños a partir de los 9 años, es decir, se puede adaptar dependiendo del grupo con el que se practique. Esta actividad está recomendada de forma prioritaria antes de realizar otras posteriores, ya que sin el autoconocimiento definido es complicado construir el liderazgo en la dirección adecuada.
Por último, sólo quisiera señalar como idea que sería interesante hacer un DAFO al comienzo y al final del curso para comparar los resultados.



Leave a Reply

Required fields are marked*